Pregúntele al experto: ¿Existe un caldo de "huesos" vegetariano?

He oído hablar de los beneficios del caldo de huesos. ¿Existe una opción vegetariana con propiedades similares?

Si. El caldo de huesos está llamando la atención por su gelatina, un subproducto animal rico en aminoácidos que se cree que ayuda a formar el colágeno que sostiene los huesos y las articulaciones. Y aunque no existe un sustituto vegano para la gelatina, puedes preparar un caldo vegetal igualmente rico en minerales. ¿Por qué caldo? El cuerpo lo absorbe fácilmente, lo que permite una fácil asimilación de los nutrientes que protegen los huesos, dientes, tejidos y órganos.

LEER MÁS  Por qué debería probar una dieta vegetariana o vegana

Cómo hacer caldo de "huesos" vegano

Para hacer su versión vegana, congele las sobras de vegetales, por ejemplo, tallos de hongos para el selenio, un mineral antioxidante, tallos de perejil para el hierro que produce sangre y vitamina K que sostiene los huesos, pieles de papa para el mineral potasio, virutas de zanahoria para la vitamina A, en una bolsa o frasco con cierre. Cuando acumule un litro de sobras, colóquelas en una olla de cocción lenta y cúbralas con dos litros de agua; agregue ½ cucharada de sal marina y un trozo de kombu (algas comestibles) de 2 pulgadas para obtener potasio, calcio y folato y yodo esenciales. Caliente a fuego alto hasta que el líquido hierva, luego reduzca a bajo hasta que las verduras estén muy suaves, 2-3 horas. Remueve y cuela a través de un colador, reservando y refrigerando el líquido y desechando el resto. Caliente y beba una taza de caldo al día como lo haría con un té caliente, o disfrútelo después de una extenuante clase de yoga u otro ejercicio.

--Christian Taylor, RYT

Propietario de Balance Yoga and Nutrition, Denver

LEER MÁS  Explore las raíces vegetarianas del yoga

Recomendado

Postura del águila
Gayatri Mantra: el canto de yoga que necesitas en tu práctica de gratitud
Las 7 mejores alfombrillas de yoga, según los 7 mejores profesores del mundo