La guía definitiva del ritual de cristal del yogi

La forma en que interactúa con sus cristales y experimenta sus beneficios es muy personal. Es posible que prefiera meditar con cuarzo rosa, mantener aventurina verde en un altar y dormir con amatista debajo de la almohada. Es posible que descubra que prefiere un método para un tipo particular de cristal, como incluirlo en un altar, y luego descubra que desea cambiarlo guardándolo en su bolsillo. Como ocurre con la mayoría de los elementos del trabajo con cristal, déjese guiar por la intuición.

Consulte también  7 formas sencillas de llamar con más alegría y sentirse menos estresado

La guía del ritual de cristal

La creación de rituales en torno al trabajo con cristales puede hacer que los efectos sean aún más poderosos y dinámicos. La ritualización también aumenta la atención plena y es una maravillosa práctica de cuidado personal que promueve el bienestar general. Aquí hay seis formas de trabajar con sus cristales, junto con sugerencias para ritualizar.

1. Altar

La creación de un altar le da a sus intenciones y deseos una forma física. También le da a sus cristales un espacio sagrado para trabajar.

Ritual: Primero, designe un espacio para su altar; un estante o una mesa pueden funcionar bien. Difumina la zona quemando hierbas secas o madera para que el humo limpie la energía del espacio. Elija su intención, elija los cristales y otros elementos sagrados que se alineen con el propósito de su altar y organícelos de manera intuitiva. Crea un nuevo altar cuando tu intención se haya manifestado o cuando te sientas llamado a tener espacio para algo diferente.

2. Baño

Infundir agua de baño con energía cristalina al dejar caer piedras aptas para el agua en un baño es una forma suave de sumergirse en sus colores y vibraciones.

Ritual: Primero, prepare el espacio donde se bañará. Quizás esto signifique atenuar las luces, encender velas o incienso, o aplicar unas gotas de un aceite esencial calmante en las sienes. Dibuje el agua de su baño y agregue algunos cristales alineados con sus intenciones; la amatista o el cuarzo rosa son excelentes para este ritual. Antes de entrar, respire profundamente unas cuantas veces, cierre los ojos y medite en su intención. Entra y deja que el agua del baño energizada envuelva tu cuerpo.

3. Cuadrícula

Hacer una rejilla de cristal, disponer piedras para aprovechar el poder de la geometría sagrada, no solo es una práctica meditativa, sino que también puede aumentar la eficacia de su trabajo con cristales en una intención particular. Las cuadrículas pueden ser tan simples o complejas como desee.

Ritual: Primero, designe un espacio para su cuadrícula y elimine la energía manchando. Establezca su intención, luego elija los cristales que la apoyarán. Decide qué cuadrícula de geometría sagrada te llama y coloca tus cristales en el patrón, comenzando desde el exterior y abriéndote camino hacia adentro, teniendo en cuenta tu intención. Por último, coloque el cristal "maestro" final en el centro de su cuadrícula. Tome algunas respiraciones para centrarse y visualice la intención de su cuadrícula.

Consulte también  4 formas de cuidar sus cristales

4. Meditación

Sostener una piedra en particular (o mantenerla cerca) mientras meditas puede mejorar tu práctica, abrir tu conciencia y fortalecer tu conexión con la tierra.

Ritual: Elija la piedra con la que desea trabajar (la fluorita, la celestita y el cuarzo ahumado son buenas opciones). Busque un lugar tranquilo para sentarse. Tome algunas respiraciones profundas y limpias; cierra los ojos y tranquiliza tu mente. Sostenga la piedra con la que desea trabajar (o colóquela cerca) e imagine que su energía impregna su cuerpo y calma su mente. Concéntrese en su respiración mientras mantiene el espacio en esta energía.

5. Contacto físico

Colocar piedras directamente en su cuerpo, especialmente sobre los chakras, puede ayudar a eliminar los bloqueos de energía y guiar beneficios específicos a las áreas que necesitan más curación.

Ritual: Primero decide en qué chakra quieres trabajar y elige un cristal que lo soporte. Acuéstese boca arriba, tome unas cuantas respiraciones limpias y tranquilice su mente. Tome el cristal y colóquelo en el chakra que desea limpiar, abrir o sanar, por ejemplo, amazonita en su corazón o iolita en su tercer ojo. Visualice su energía irradiando a su cuerpo. Continúe durante varios minutos o hasta que se sienta llamado a detenerse. Respire profundamente y exprese gratitud, ya sea internamente o en voz alta, por el trabajo realizado.

6. Dormir

Mantener los cristales en la mesa de noche, o incluso debajo de la almohada, es una forma fácil de aprovechar sus energías mientras duerme. Las piedras calmantes como la dumortierita son las mejores para esta práctica.

Ritual: Justo antes de ir a la cama, atenúe las luces, sostenga el cristal elegido y respire para centrarse y limpiar. Visualice la energía del cristal y el sueño profundo que sabe que le dará. Coloque la piedra en su funda de almohada o debajo de su almohada, y luego duerma fácilmente.

Reimpreso con permiso de The Beginner's Guide to Crystals, por Lisa Butterworth, copyright © 2019. Publicado por Ten Speed ​​Press, una división de Penguin Random House, LLC.

Recomendado

Silencio + Enfoca tu mente: Kirtan Kriya
Cantar mientras sale el sol: una introducción al mantra Kundalini
Cómo 30 días de barra transformaron mi práctica de yoga (más, 5 movimientos que todo yogui debería intentar)