Cómo hacer la postura del cuervo bebé en 4 pasos

Baby Crow Pose, o Baby Bakasana, puede ser el equilibrio de brazos más pequeño y lindo del mundo. Es un primo de Karandavasana (postura del pato) de la segunda serie de Ashtanga Yoga, donde las piernas están en Lotus. Baby Bakasana tiene todas las mismas acciones que Karandavasna sin el abridor de cadera Lotus profundo (también se puede bajar desde el equilibrio del antebrazo).

Vea también a Kathryn Budig sobre Cómo vivir de manera auténtica

Por qué los hombros son clave en Baby Bakasana

Una de las áreas clave para enfocarse en esta postura son los hombros. Estamos entrenados para mantener nuestros hombros sobre nuestros codos en la mayoría de las posturas y, sin pensarlo adecuadamente, llevar los hombros más allá de los codos puede convertirse fácilmente en un volcado. La acción correcta es mover físicamente los hombros hacia adelante sin perder apoyo. Asegúrese de mantener la parte superior externa de los brazos firmes y los hombros resistiendo el descenso hacia las manos. Una vez que adoptas la postura completa, es posible que no te sientas "bien" y porque es muy pequeño. Estás tan cerca del suelo que ni siquiera puedes "levantar" la postura, simplemente apuntas con los dedos de los pies y no estás en el suelo.

Moraleja de la historia: esta es una pose tonta y linda que está destinada a ser disfrutada. ¡Empaca tu sentido del humor y disfruta de tu viaje a Baby Bakasana!

Aprende Baby Bakasana en 4 pasos

Paso 1: Prepara tu columna vertebral para Baby Bakasana

Es importante preparar la columna vertebral para Baby Bakasana porque habrá una enorme cantidad de redondeo en la pose completa. Comience en una sentadilla balanceándose sobre las puntas de los pies con los dedos gordos tocándose. Separe las rodillas y camine con las manos frente a usted hasta que sus brazos estén rectos. Estire la frente hacia el suelo mientras alarga los talones hacia la colchoneta detrás de usted. Respire aquí durante 8 respiraciones.

Paso 2: coloque los antebrazos en el tapete

Manténgase agachado desde el Paso 1 y simplemente camine con las manos y coloque los antebrazos sobre la colchoneta paralelos entre sí. Envuelva sus rodillas alrededor de los bordes superiores externos de sus brazos. Separe los 10 dedos de manera uniforme y presione hacia abajo en ambos lados de las muñecas. Mantenga la mirada un poco más allá de las yemas de los dedos y comience a inclinarse hacia adelante, manteniendo las rodillas abrazándose activamente alrededor de los brazos.

Paso 3: Continúe inclinándose hacia adelante

Continúe aprendiendo hacia adelante para que su cara se acerque más al suelo. Me gusta bromear diciendo que hay un plato de tu comida favorita frente a tus manos y no tienes tenedor, ¡así que tienes que ir de frente! Se sentirá como si estuviera doblando sus bíceps sobre sus antebrazos. Solo tenga cuidado de no levantar los codos; permanecerán planos todo el tiempo. Una vez que se incline hacia adelante, resista el peso de las piernas sobre sus brazos abrazando los hombros. Apunta solo con tu pie izquierdo (estás tan cerca del suelo que no podrás levantarlo, solo apunta).

Paso 4: redondee la espalda profundamente

Redondea la parte superior de la espalda profundamente como si pudieras sacar alas de los omóplatos. Continúe apretando sus rodillas alrededor de sus brazos mientras se inclina hacia adelante un pellizco más y apunte su segundo pie para que ambos pies estén ahora fuera del suelo. Redondea la parte superior de la espalda, flexiona los codos hacia abajo y mantén la mirada ligeramente hacia adelante sin tensar el cuello. Separa los dedos de los pies y mantén la posición durante 5 respiraciones, luego suelta los pies en el suelo.

Véase también El arte del pivote: una secuencia a corazón abierto y cómo navegar por el cambio con Kathryn Budig

Acerca de nuestro profesional

Kathryn Budig es una profesora de yoga internacional que enseña en línea en YogaGlo. 

Recomendado

Postura de desafío: Postura de plancha lateral con una pierna
El mejor jarabe de arce puro
Rutina de yoga posquirúrgica