17 poses para prepararse para la meditación consciente

No toda la práctica de meditación tiene que ocurrir sentado perfectamente quieto en Lotus Pose. Al enfocar su conciencia hacia adentro, en la respiración y en la forma en que su cuerpo se mueve a través de las transiciones y se siente en las posturas, obtendrá muchas de las mismas recompensas que brinda la meditación sentada: mayor concentración, energía equilibrada, una sensación de conexión a tierra y un estrés dichoso. lanzamiento.

Consejo de práctica

Utilice estos cuatro puntos focales para mantenerse presente, elevando su práctica a una meditación en movimiento.

1  COLUMNA: Pregúntese en cada pose: "¿Qué está haciendo mi columna aquí?" La respuesta siempre debería ser que se está extendiendo. Trate de alargar en cada postura creando espacio entre cada vértebra, utilizando la espalda y los músculos centrales como apoyo.

2  SENTIDO DE CONEXIÓN A TIERRA: Evalúe qué partes de su cuerpo están tocando el piso mientras practica. Empuje activamente esas partes en el piso como una forma de involucrar todo su cuerpo y desarrollar fuerza.

3  TRANSICIONES: A medida que hace la transición entre poses, tenga en cuenta cómo se mueve su cuerpo. Preste atención a las sensaciones físicas, tanto musculares como esqueléticas.

4  RESPIRACIÓN: A lo largo de su práctica, controle su respiración y vea si es rítmica, fluida y consistente. Use Ujjayi Pranayama profundo, o respiración victoriosa, incluso con inhalaciones y exhalaciones.

Calentar

Comience en Samasthiti (Equal Standing) o Tadasana (Mountain Pose), presionando los pies contra el suelo. Coloque sus manos en Anjali Mudra en el centro de su pecho. Mientras inhala, levante los brazos por encima de la cabeza; mientras exhala, llévelos de regreso a Anjali Mudra. Repita durante 1-2 minutos.

Si tiene 10 minutos ...

1/4

Recomendado

Bolas de masaje con puntos de activación superiores
Mixología de aceites esenciales 101: Aprenda a mezclar sus aromas favoritos
Olvídese de los abdominales: lo que realmente significa tener abdominales fuertes