La dieta de equilibrio del Dosha

¿Por qué devoramos una barra de chocolate cuando nuestro estómago nos ruega que no lo hagamos? ¿Qué nos hace buscar una tercera porción cuando ya estamos llenos? Según el Ayurveda, cuando estamos equilibrados, deseamos alimentos que sean buenos para nosotros. Pero si nuestra mente, cuerpo o espíritu no están sincronizados, nuestra conexión con la inteligencia interior de nuestro cuerpo falla. Las aflicciones modernas que afectan nuestros hábitos alimenticios, como el consumo excesivo y la vida acelerada, pueden verse a través del lente de la antigua ciencia del Ayurveda.

Los textos ayurvédicos enfatizan el ahara , una dieta adecuada, como vital para promover la salud y la felicidad. Ayurveda crea salud animando la inteligencia interior del cuerpo para crear armonía. A diferencia de las teorías nutricionales modernas, que tienden a recomendar pautas de "talla única" que cambian con cada nueva ola de investigación, los médicos ayurvédicos sostienen que no existe una sola dieta o alimento que sea saludable para todas las personas.

Ayurveda identifica seis sabores principales que necesitamos en nuestra dieta todos los días: dulce, ácido, salado, picante, amargo y astringente. Cada uno de estos sabores tiene efectos saludables específicos. Al incluir los seis, estaremos completamente nutridos y satisfechos. Cuando comemos constantemente solo algunos de los sabores, no solo causa problemas de salud, sino que también desencadena los antojos de alimentos poco saludables. Por ejemplo, la comida rápida contiene principalmente sabores dulces, agrios y salados. Si comemos una dieta constante de comida rápida, podemos desarrollar un antojo por los dulces. Agregar sabores más picantes, amargos y astringentes puede ayudar a dominar los deseos incontrolables de dulces y donas.

Acto de equilibrio

Los seis sabores también afectan a los doshas. Los diferentes alimentos hacen que doshas específicos aumenten o disminuyan. Los doshas aumentan y disminuyen según el principio de "lo similar atrae lo similar". Si tiene un predominio de vata , tendrá la tendencia a acumular más vata. Se dice que los alimentos que disminuyen un dosha pacifican ese dosha, y los alimentos que lo aumentan lo agravan. Los alimentos dulces, amargos y salados apaciguan a vata. Los alimentos dulces, picantes y amargos disminuyen la pitta . Los alimentos picantes, amargos y astringentes apaciguan a kapha .

Los tipos Vata necesitan alimentos que calmen su tendencia a la ansiedad y la hiperactividad. Los alimentos pesados ​​y cocidos que se sirven calientes son los más calmantes. Los productos lácteos, los edulcorantes y los alimentos cocinados o servidos con grasas y aceites apaciguan a vata. Cocine al vapor las verduras y rocíe con un poco de ghee (mantequilla clarificada) o aceite de oliva, o saltee en aceite o ghee. El arroz y el trigo son granos excelentes para los tipos vata. Las frutas y verduras jugosas, las frutas pesadas (como los aguacates y los plátanos), el risotto, las verduras agridulces y el zapatero de frutas del bosque caliente con crema batida ayudan a pacificar el vata. Evite las comidas picantes y calientes. Los vatas pueden cocinar de forma saludable con más sal que los pittas y los kaphas.

Pitta ardiente necesita enfriarse. Sirva los alimentos a temperaturas frescas, pero no heladas, lo que inhibe la digestión. Los pittas prosperan con cantidades reducidas de grasas, aceites y sal. Las frutas dulces, completamente maduras y todas las verduras excepto el ajo, los tomates, los rábanos y los chiles son pacificadores de pitta. Las porciones moderadas de productos lácteos están bien, pero minimizan las de cultivo ácido. El cilantro y la menta tienen efectos refrescantes. Los cocos, las granadas, la ensalada de verduras a la parrilla y el arroz con leche reducen la pitta.

La kapha lenta y fría necesita ser estimulada y calentada. Los alimentos ligeros, secos y calientes reducen la kapha. Utilice cantidades mínimas de grasas y aceites. Endulce los alimentos con miel, pero nunca cocine ni hornee con ella. Los granos como la cebada, el trigo sarraceno y el centeno son los mejores para los tipos kapha, al igual que las frutas secas y ligeras, como las manzanas y los arándanos. La leche baja en grasa o descremada es buena, pero minimice los productos lácteos cultivados. Los tipos Kapha pueden comer todas las especias y hierbas, pero deben tener cuidado con la sal. Las semillas de calabaza y girasol y todos los frijoles, con la excepción de la soja más oleosa, son excelentes.

Alimentación inteligente

Tan importante como lo que comemos es cómo nuestro cuerpo asimila los alimentos. La comida es la sustancia a través de la cual llevamos la inteligencia de la naturaleza a nuestro cuerpo. Los textos ayurvédicos comparan el proceso de digestión con cocinar sobre una llama. Los "fuegos" digestivos, denominados colectivamente agni , "cocinan" los alimentos para que los nutrientes se puedan utilizar de manera óptima. Cuando agni es fuerte, nuestro cuerpo asimila completamente los nutrientes y elimina lo que no necesita.

En última instancia, un sistema digestivo en pleno funcionamiento utiliza los alimentos que comemos para producir una sustancia bioquímica llamada ojas , una sustancia fluida que nutre la mente y el cuerpo, mantiene el equilibrio de todos los sistemas corporales y llena todo el ser de una felicidad radiante. Si el fuego digestivo es débil, la porción de comida no digerida por completo forma una sustancia pegajosa y tóxica llamada ama . Lo opuesto a ojas, ama bloquea el flujo de la inteligencia interior del cuerpo. Se asienta en áreas del cuerpo que están desequilibradas, adoptando muchas formas, como depósitos de calcio en las articulaciones, placa en las arterias y quistes y tumores. Una lengua cubierta, mal aliento, embotamiento de los sentidos, depresión y pensamientos confusos pueden indicar la presencia de ama.

Para evitar que se forme ama, beba mucha agua tibia oa temperatura ambiente. No comer tarde en la noche. Coma comidas recién preparadas y cocine con frutas y verduras orgánicas de temporada (evite los alimentos modificados genéticamente). Fortalece el agni "encendiéndolo" con alimentos calientes y especias, como jengibre y pimienta negra. Come una rodaja fina de jengibre fresco espolvoreada ligeramente con jugo de limón y sal media hora antes de tomar una comida completa.

Por último, ¡es importante comer los alimentos que te gustan! Ayurveda explica que el agni comienza a funcionar en el momento en que la comida llega a tu lengua. Si un alimento "hace que su estómago se revuelva" o "le haga agua la boca", literalmente afecta la forma en que su cuerpo absorbe sus nutrientes. Los platos que hacen que tus papilas gustativas canten una canción alegre encienden agni y animan la inteligencia interior de tu cuerpo.

El antiguo texto ayurvédico Sushrita Samhita dice: "Aquel cuyos doshas están en equilibrio, cuyo apetito es bueno ... cuyo cuerpo, mente y sentidos permanecen llenos de dicha, se llama persona sana". Si sigue estos principios dietéticos ayurvédicos simples y probados en su vida diaria, puede mejorar su salud, aumentar su felicidad y elevar su espíritu.

Miriam Kasin Hospodar, autora de Heaven's Banquet: Cocina vegetariana para una salud de por vida al estilo Ayurveda, ha sido chef de spas ayurvédicos y centros de salud durante más de 30 años.

Recomendado

Liberar caderas apretadas
30 retiros de yoga y aventura llamando tu nombre
Anhelo de pino