Diez lecturas espirituales para los dilemas filosóficos de la vida

Estas lecturas espirituales atemporales aún brindan sabiduría y conocimiento especiales para los lectores que luchan con los dilemas filosóficos más espinosos de la vida.

Al crecer en la década de 1950, me sentí perdido en medio del materialismo y la soledad superficial de la cultura de posguerra; Anhelaba algún significado general. Luego me encontré con libros de dos novelistas, Jack Kerouac y JD Salinger, que me abrieron los ojos a una forma completamente nueva de ver el mundo. No sabía que los libros pudieran hacer esto. Estas novelas hicieron que la vida pareciera una experiencia mucho más misteriosa y rica de lo que había imaginado. En el fondo, eran libros sobre viajes espirituales e hicieron que la espiritualidad pareciera moderna y maravillosa. También me introdujeron en el concepto budista de "medio de vida correcto", lo que finalmente cambió mi vida, ya que con el tiempo abandoné una lucrativa carrera como ingeniero de misiles para convertirme en novelista y profesor de literatura. Hoy, estas novelas se han convertido en clásicos espirituales,libros atemporales que brindan una sabiduría y un conocimiento especiales para los lectores que se enfrentan a los dilemas filosóficos más espinosos de la vida. La novela como forma de arte nació originalmente como entretenimiento burgués preocupado por asuntos cotidianos, como el dinero, el éxito y la ambición. Paradójicamente, su propia concreción, que requiere que el novelista cree personajes plausibles que operen en un mundo creíble, hace de la novela un vehículo ideal para explorar temas espirituales y presentar visiones del mundo poco ortodoxas. Los novelistas más vendidos de nuestro tiempo parecen no entender esto; pero durante el último siglo, los maestros de la forma han aprovechado esta oportunidad especialmente. Su obra incluye, entre otros, los siguientes 10 clásicos espirituales (incluida una novela, una colección de cuentos y una escritura sagrada parecida a una novela).Atesoro estos volúmenes como viejos amigos y maestros; su experiencia de lectura de verano mejorará enormemente si empaca uno o más de estos tesoros en su bolsa de viaje.

1. Siddhartha por Herman Hesse

Esta hermosa y pequeña joya de una novela relata la historia de vida de un hombre nacido en una rica familia brahmán en la India en la época de Buda. Siddhartha deja a su familia cuando era joven y, junto con su amigo Govinda, se dirige al bosque para unirse a un grupo de ascetas errantes en busca del sentido de la vida. El libro se divide en tres partes: Siddhartha como asceta, como sensualista y finalmente como barquero en el río. Allí, bajo la tutela de un anciano sabio analfabeto, Vasudeva, Siddhartha, con su feroz honestidad, trata de encontrar su salvación. Hesse lucha por encontrar las palabras para transmitir experiencias de dicha y trascendencia que van más allá de donde el lenguaje puede viajar. En un momento dado, Siddhartha se encuentra con el propio Buda y, en una hermosa escena, le dice a Buda que, aunque sabe que Buda ha encontrado la respuesta,Siddhartha debe buscarlo por su cuenta, tal como lo hizo Buda. En la conclusión extremadamente conmovedora, Siddhartha se da cuenta de su objetivo original al alcanzar un estado de iluminación y compasión por todos.

2. Los hermanos Karamazov de Fyodor Dostoevsky

Algunos piensan que este Everest de novela es el más grande jamás escrito. En la superficie, cuenta una historia de disputas familiares y parricidio, pero en el fondo, es realmente una búsqueda filosófica de un futuro espiritual para la humanidad y Rusia. Dostoievski se ha dividido en tres personajes: Dmitry, el hombre apasionado y sensual; Iván, el intelectual brillante pero escéptico; y Alyosha, el hermano menor, seguidor de un santo ruso. Dostoievski sabe que una novela es tan fuerte como su villano, por lo que le da muchas de las líneas más fuertes a Iván, quien busca desacreditar a Dios con el argumento de que incluso si las cosas salen bien en el futuro, no puede perdonar a Dios por la sufrimiento de los niños en el presente. Los argumentos de los hermanos son en realidad los diálogos de un alma consigo misma;podemos ver que el autor está arriesgando todo y no está seguro de a dónde conducirá todo esto. Dostoievski está discutiendo con la más poderosa de sus propias dudas, por lo que nos resulta increíblemente conmovedor cuando, al final, este autor atraído por la oscuridad y la violencia da la espalda al materialismo y el cinismo europeos y abraza apasionadamente una visión espiritual de la vida.

3. La ciudad de cuatro puertas de Doris Lessing

Esta es la última de la serie de cinco volúmenes de novelas autobiográficas titulada "Los niños de la violencia", que traza la historia de vida de Martha Quest. Los primeros cuatro libros retratan la juventud y la juventud de Martha entre los colonos ingleses en la Rhodesia británica colonial, dividida racialmente. En este libro, Martha deja África y vive en el Londres de la posguerra, una ciudad bombardeada donde los muros de los edificios no son los únicos límites que se han derrumbado. La línea entre el bien y el mal era mucho más clara bajo el sol africano; aquí Martha entra en un mundo donde esas distinciones se pierden a un ritmo vertiginoso. Su amiga Lynda sufre un colapso personal, prefigurando la propia disolución de Martha. La genialidad de Lessing es ver que este tiempo de fragmentación social y desorden personal puede ser bienvenido como el preludio de un renacimiento espiritual.Este libro pasa de la política a la espiritualidad y refleja la honestidad y la preocupación de Lessing.

4. Franny y Zooey por JD Salinger

Los siete hijos de la familia Glass han sido prodigios en el programa de radio "It's a Wise Child", pero ahora la menor, Franny, ha regresado de la universidad al apartamento familiar en Manhattan y la han llevado a la cama en una especie de crisis nerviosa, enferma del mundo y murmurando incesantemente una oración de Jesús. Esto es especialmente desconcertante porque Franny y su próximo hermano mayor, Zooey, no solo están versados ​​en todo el conocimiento de Occidente, sino que también han sido introducidos a la sabiduría oriental por sus dos hermanos mayores, Seymour y Buddy. Salinger trae numerosas ideas clave de la sabiduría oriental al corazón de la novela estadounidense y nos lleva a un viaje espiritual en el que se cuestiona el valor de todo aprendizaje. Como Dostoievski, Salinger lo arriesga todo.Descubrimos con Franny que la respuesta que estaba buscando estaba justo delante de sus narices y, por tanto, cerca de su corazón.

5. The Dharma Bums de Jack Kerouac

Todo el trabajo de Kerouac constituye un diálogo entre su aprendizaje budista e hindú y los residuos de su educación católica. Esta novela autobiográfica, su obra más alegre y optimista, se centra en su encuentro y amistad con Gary Snyder (aquí llamado "Japhy Ryder"), el poeta estadounidense y estudioso de la cultura china y japonesa y el budismo zen. Kerouac, hijo de inmigrantes y criado en una ciudad industrial de Massachusetts, es guiado por Gary Snyder, montañero y antropólogo de Oregon, en caminatas por las montañas hacia el "cielo" y en sus primeros pasos hacia una visión ecológica y un camino de independencia personal. . Kerouac, a su vez, se convierte en nuestra guía de las posibilidades espirituales inherentes a la grandeza y la belleza del gran noroeste de Estados Unidos.Mientras Kerouac y Snyder intercambian frases budistas y ponen el pensamiento oriental en contacto con influencias nativas americanas como Walt Whitman, Henry David Thoreau y John Muir, nos damos cuenta de que estamos presenciando un renacimiento del trascendentalismo estadounidense. El libro está lleno de una energía juvenil e idealismo que te hace desear estar allí con ellos en una época en la que todo parecía posible para los jóvenes estadounidenses y para la novela estadounidense.Vea también 5 libros de verano imprescindibles

6. La muerte de Iván Ilich por León Tolstoi

Esta poderosa novela es un clásico de la literatura existencialista y espiritual. Un día, Ivan Ilich (el nombre ruso de "John Doe"), un abogado de éxito moderado y juez menor, se entera de que debido a una pequeña herida, está muriendo rápidamente. Nunca ha pensado en esta posibilidad, y destruye toda la estructura de su vida y los valores y supuestos que lo han apoyado. Por eso los existencialistas veneran esta novela: muestra al hombre despojado de toda certeza, indefenso y solo en un mundo que no puede conocer. Pero Tolstoi no se detiene ahí. Sabe que este estado de tristeza es exactamente la condición previa para ver profundamente, y muestra cómo Iván Ilich, a través de la devoción y la fe de su sirviente campesino, encuentra el camino hacia una fe renovada en sus semejantes.ya una visión en la que la muerte es reemplazada por el despertar espiritual. Debido a que Tolstoi ha presentado el impacto de la repentina desesperación de Iván de manera tan vívida, encontramos que la victoria de Iván sobre su desesperación es mucho más sentida y conmovedora.

7. Island de Aldous Huxley

En esta, su última novela, Huxley utiliza toda una vida de pensar en las posibilidades humanas para crear una utopía insular que ilustra sus esperanzas para el futuro de la humanidad. La isla de Pala, en el océano Índico, es una especie de paraíso, creada con la sabiduría heredada de sus dos fundadores, un raja budista y un médico escocés de sentido común. El objetivo de la vida en Pala es fusionarse con la luz clara, no acumular posesiones; La filosofía de la isla es una mezcla de pensamiento oriental (particularmente el budismo tántrico, que no se retira del mundo, sino que lo usa para propósitos superiores), ciencia occidental (pero con tecnología limitada), sexualidad no reprimida y atención plena constante. (La fauna de la isla incluye pájaros mynah entrenados para decir, "¡Atención! ¡Atención!") Las ideas de Huxley sobre la crianza de los hijos, visiones psicodélicas,y la atención a los moribundos se adelantó mucho a su tiempo, y su retrato de una utopía en la que se implementan esas ideas intrigará a cualquiera que esté interesado en una sociedad más dirigida espiritualmente.

8. Un buen hombre es difícil de encontrar por Flannery O'Connor

(Everything That Rises Must Converge), Flannery O'Connor puso la visión retorcida y el humor negro de la ficción del gótico sureño con propósitos espirituales. Aunque O'Connor, una sureña rural, sabía que moriría joven de lupus, siguió siendo una fiel católica. De hecho, estaba decidida a socavar la cosmovisión de los años 50 que consideraba que la ciencia y la lógica nos llevaban constantemente a convertirnos en una sociedad basada en la racionalidad, el consumismo y el progreso, lo que haría a Dios superfluo. Muy consciente de los extremos de la religión en el sur, sin embargo, prefirió esa región "encantada por Dios" a un mundo insulso producido por la publicidad. Ella creía que lo sobrenatural estaba justo debajo de la superficie de lo cotidiano, lo que requería que el artista espiritual retratara el mundo mundano con gran cuidado y precisión.por extraños que puedan ser algunos de sus eventos y personajes. O'Connor vio el potencial de una gracia misteriosa en cualquier lugar donde el espíritu, aunque retorcido, todavía estuviera vivo. Su escritura es poderosa, a veces violenta, a menudo divertida. A veces me parece mejor leerla poco a poco; su ingenio invencible y su espiritualidad profunda y perdurable siempre brillan.

9. Un paso a la India por EM Forster

El "pasaje" aquí lo hace una inglesa mayor, la Sra. Moore, que viaja a la India para ver a su hijo, un funcionario británico. Se dirige hacia el este en busca de una vista más amplia, pero al principio se encuentra con la fragmentación. La India hindú, musulmana y británica no son simplemente visiones del mundo diferentes, sino mundos virtualmente paralelos. La mayoría de los ingleses se mantienen para sí mismos, pero la Sra. Moore se aventura en un mundo repleto en el que lo natural siempre está profundamente impregnado de lo sobrenatural, donde "darse cuenta de lo que Dios es parece más importante que hacer lo que Dios quiere". Forster retrata su viaje espiritual con tanta autoridad que nos encontramos, como la Sra. Moore, iluminados y abrumados por su nuevo mundo, mientras ella tentativamente siente su camino hacia un desapego integral que finalmente es más hindú que británico.

10. El Bhagavad-Gita traducido por Christopher Isherwood y Swami Prabhavananda

Si tuviera que elegir un libro para llevarlo a una isla desierta, sería este. La eterna "Canción de Dios" es, por supuesto, una magnífica escritura sagrada y no técnicamente una novela, pero su forma narrativa hace que se lea como tal. El Gita cuenta la historia de Arjuna, quien se dirige al dios Krishna, su amigo, en busca de explicaciones y consejos sobre la vida. Krishna presenta una cosmovisión completa, la filosofía del Vedanta, uno de los grandes logros del pensamiento humano. Christopher Isherwood, un novelista inglés, y Swami Prabhavananda, un discípulo de Sri Ramakrishna y el gurú de Isherwood, traducen el Gita en un estilo simple y moderno, alternando entre prosa y poesía sin sacrificar la majestuosidad y sabiduría de esta antigua historia. Krishna le da a Arjuna un consejo simple que he encontrado tan útil en mi propia vida, como no hacer nada para obtener resultados,sino más bien para Dios: "Puedes tener el trabajo", le dice a Arjuna, "pero no los productos del trabajo".

Gerald Rosen es autor de cinco novelas, incluida Mahatma Gandhi en un Cadillac, y la obra de no ficción Zen in the Art de JD Salinger.

Consulte también la Lista de lectura de verano para profesores de yoga

Recomendado

Yoga para personas mayores: una secuencia para ayudar con su movilidad
7 poses para hacer cuando tienes un resfriado y no puedes respirar por la nariz
10 maneras de ser real sobre las limitaciones de su cuerpo y evitar las lesiones del yoga