Meditación 101: 6 formas de empezar

En la tradición clásica del yoga, el hatha yoga se practica como preparación para la meditación sentada. Entonces, con el tiempo, es posible que se sienta atraído hacia adentro hacia prácticas más contemplativas.

Para probar la meditación, siéntese cómodamente, programe un cronómetro durante 10 minutos y explore una de las siguientes estrategias. Y considérese advertido: la meditación es una práctica deliciosamente simple, ¡pero eso no significa que sea fácil!

1. Solo siéntate

Comprométase a no hacer nada más que sentarse en silencio y observar lo que sucede. No levante el teléfono, no conteste el timbre, no agregue otro elemento a su lista de tareas pendientes. Simplemente siéntese y observe los pensamientos que surgen y pasan por su mente. Es probable que se sorprenda de lo difícil que es sentarse en silencio durante 10 minutos. Sin embargo, en el proceso, puede aprender algo importante sobre las cualidades de la mente inquieta y la naturaleza cambiante de la vida.

Consulte también la guía de meditación Mindfulness

2. Escuche los sonidos de la vida

Cierre los ojos y sintonice los sonidos que se filtran dentro y alrededor de usted. Abre tus oídos y adopta una actitud receptiva. Al principio, es probable que escuche solo los ruidos más obvios, pero con el tiempo, descubrirá nuevas capas de sonidos que había desconectado previamente. Desafíate a observar lo que escuchas sin aferrarte a él ni resistirte. Observe cómo el mundo se siente más vivo a medida que aumenta su conciencia del presente.

3. Practique la atención pura

Observe las sensaciones crudas del momento presente: sensaciones de calidez y frescura, dureza y suavidad, presión y tranquilidad. ¿Qué partes de tu cuerpo están en contacto con la tierra? ¿Cómo cambia la forma del cuerpo con cada inhalación y exhalación? ¿Cómo cambia tu experiencia con el tiempo? Cultivar la conciencia del momento presente fomentará una mente más serena y atenta, capaz de asentarse en el aquí y ahora.

4. Sigue la respiración

Adjunte su mente a la respiración. Mientras inhala, tenga en cuenta que está inhalando y, mientras exhala, concéntrese en la exhalación. No manipule la respiración de ninguna manera; simplemente míralo con tu mente, tal como seguirías a una pelota de tenis que rebota de un lado a otro de la cancha durante un partido particularmente apasionante. Cuando descubra que su mente se ha desviado, como inevitablemente sucederá, vuelva a enfocarla suavemente en la respiración y comience de nuevo.

Vea también 7 increíbles beneficios cerebrales holísticos de la meditación

5. Usa un mantra

Elija una palabra, frase, oración o fragmento favorito de un poema y repítalo lenta y suavemente. Deje que su ritmo y significado lo adormezcan en un estado tranquilo y contemplativo de tranquilidad. Cuando note que su mente se ha desviado hacia otros pensamientos, simplemente vuelva a dirigirla hacia las palabras que ha elegido como piedra de toque y vuelva a dedicar su conciencia a ellas.

6. Practica la bondad

Mientras se sienta en silencio, concentre su atención interior en alguien que conozca que podría beneficiarse de una dosis extra de amabilidad y cuidado. En el ojo de tu mente, envíale amor, felicidad y bienestar a esta persona. Suaviza tu piel, abre las compuertas de tu corazón y deja que brote la buena voluntad.

Ver tambiénEncuentra tu estilo de meditación

ACERCA DE NUESTRO ESCRITOR

Claudia Cummins practica la felicidad y enseña yoga en el centro de Ohio.

Recomendado

10 mejores retiros de yoga solo para mujeres en todo el mundo
Postura de la paloma dormida en 4 pasos
19 consejos para la enseñanza del yoga que los profesores experimentados quieren dar a los novatos