Postura del delfín

Postura del delfín: instrucciones paso a paso

Paso 1

Venga al suelo sobre sus manos y rodillas. Coloque las rodillas directamente debajo de las caderas y los antebrazos en el suelo con los hombros directamente por encima de las muñecas. Presione firmemente las palmas de las manos y los antebrazos contra el suelo.

Ver también  Trabaja tu núcleo en cualquier pose

Paso 2

Doble los dedos de los pies hacia abajo, luego exhale y levante las rodillas del piso. Al principio mantenga las rodillas ligeramente flexionadas y los talones levantados del suelo. Estire el cóccix alejándolo de la parte posterior de la pelvis y presione ligeramente hacia el pubis. Contra esta resistencia, levante los huesos de asiento hacia el techo y, desde la parte interna de los tobillos, lleve las piernas internas hacia las ingles.

Paso 3

Continúe presionando los antebrazos activamente contra el piso. Aprieta los omóplatos contra tu espalda, luego ensánchalos lejos de la columna y llévalos hacia el coxis. Mantenga su cabeza entre la parte superior de los brazos; no deje que cuelgue ni presione con fuerza contra el suelo.

Ver también  Preparación al revés: Postura del delfín

Paso 4

Puede enderezar las rodillas si lo desea, pero si la parte superior de la espalda se redondea, es mejor mantenerlas dobladas. Continúe alargando el cóccix lejos de la pelvis y levante la parte superior del esternón del piso.

Paso 5

Permanezca entre 30 segundos y un minuto. Luego suelta las rodillas contra el suelo con una exhalación.

VOLVER A AZ POSE FINDER

Pose Información

Nivel de pose

1

Contraindicaciones y precauciones

Lesiones de hombro o cuello, mantenga las rodillas dobladas

Poses preparatorias

  • Postura de la tabla
  • Uttanasana
  • Gomukhasana (solo brazos)

Poses de seguimiento

  • Salabhasana (solo brazos)

Consejo para principiantes

Abra los hombros levantando los codos sobre una alfombra adhesiva enrollada y presionando la parte interna de las muñecas firmemente contra el suelo.

Beneficios

  • Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve.
  • Estira los hombros, los isquiotibiales, las pantorrillas y los arcos.
  • Fortalece brazos y piernas
  • Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia.
  • Alivia las molestias menstruales cuando se hace con la cabeza apoyada
  • Ayuda a prevenir la osteoporosis.
  • Mejora la digestión
  • Alivia el dolor de cabeza, el insomnio, el dolor de espalda y la fatiga.
  • Terapéutico para hipertensión arterial, asma, pie plano, ciática

Recomendado

Lo que necesita saber sobre su columna torácica
Una secuencia de yoga suave para apuntar a tus nervios
El backbend más versátil: postura del puente